¿Qué significa la Perla?

La perla siempre ha tenido un significado simbólico, dada su misteriosa belleza y el efecto calmante que posee, se le relaciona principalmente con Sabiduría y Pureza. La perla es la gema más antigua de la humanidad y se ha incorporado en la mitología de prácticamente cualquier cultura que se las ha encontrado; son, por lo menos, cuatro mil años de atesorarla, y a lo largo de la Historia se ha puesto un distinto énfasis en lo que representa.

Para el naciente Imperio Chino la perla era un símbolo de Sabiduría que se formaba en la cabeza de un dragón.

En la cultura Hindú, las perlas fueron asociadas con la Luna y eran símbolos de Amor y Pureza. Los textos Hindúes mencionan que Krishna descubrió la primer perla y se la ofreció como regalo a su hija el día de su boda.

En la Grecia antigua, se decía que las perlas eran portadoras del espíritu del Amor y de la Belleza, estas dos cualidades están en su interior. Se les asociaba con Afrodita, quien era, precisamente, la diosa del Amor y de la Belleza. Afrodita, al igual que las perlas, había nacido en el mar. Al considerarse portadoras de la Belleza y el Amor se utilizaban especialmente en las bodas, tenían por costumbre rociar el cabello de la novia con polvo de perlas el día de la boda, siendo un buen augurio para el matrimonio.

En el Nuevo Testamento encontramos varias citas en las que se utiliza a la perla como metáfora para lo Santo, por ejemplo, Mateo 7:6 “No deis lo Santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen.”

Durante el Imperio Romano, la perla representaba Prestigio y Riqueza y una de las anécdotas que mejor refleja lo el significado de la perla es la apuesta que le hace Cleopatra a Marco Antonio en la que le dice que le va a ofrecer la cena más cara que ha tenido. Marco Antonio acepta la apuesta y Cleopatra toma una perla de sus aretes, que se dice que valía 10 millones de sestercios, la disuelve en una copa de vino y se lo toma, ganando así, la apuesta. Plinio el Viejo es el historiador que recoge esta anécdota en su libro “Historia Natural” y la más precisa y detallada relación de esta cena se puede encontrar aquí.

Hace unos años examinamos la viabilidad de disolver una perla en vino, puedes ver el resultado en el siguiente video:

El comercio de perlas en México es tan antiguo como la época precolombina, cuando comerciantes Mayas y Mexicas recorrían los confines de sus imperios para buscar magníficas perlas para sus gobernantes y dioses. Los Mayas dejaron evidencia de la gran apreciación que tenían de la perla, dejándola en las ofrendas mortuorias dedicadas a Pakal “El Grande” y a la Reina Roja (Tz’akbu Ajaw) en los templos de Palenque. Por otra parte, en Monte Albán está la Tumba VII, la cual es un enterramiento Mixteco en el que se encontraron más de tres mil perlas

Collar de perlas de la Tumba VII de Monte Albán en el museo de sitio. Foto de D. McLaurin.

Las perlas han sido también asociadas a las lágrimas. ¿Quién no ha escuchado decir que llevar perlas en una boda es de mala suerte, ya que las perlas son lágrimas? Pues ¡Mentira! Esa leyenda es falsa ya que el significado mitológico es todo lo contrario, la mitología griega menciona que las perlas simbolizan lágrimas, ¡Pero lágrimas de Felicidad! Ya que las primeras perlas fueron las lágrimas de alegría de Afrodita, diosa del Amor y la Fertilidad. En tiempos más recientes, María Félix, diva del cine Mexicano, creó una nueva versión referente a las perlas y las lágrimas, le preguntaron si no le daba miedo usar perlas. María ¿No le da miedo a usted ponerse esas perlas?…Las perlas dan lágrimas. ¡Si, cuando son falsas como las suyas, porque las mías me dan un placer enorme! Hoy, la perla es una metáfora de resiliencia, de sobreponerse a un estado o situación adversos. Este nuevo significado parte del entendimiento de que la perla natural se origina cuando la ostra perlera se defiende del ataque de un parásito. Este parásito le deja unos huevecillos y la ostra se enfrenta a la posibilidad de terminar siendo alimento vivo para las larvas del parásito, a menos que, comience de inmediato con el recubrimiento de nácar alrededor de los huevecillos. Para aprender, de un modo formal, sobre Gemas busca al Instituto Gemológico IGARM.

¿La perla se forma cuando entra un granito de arena en la ostra?

La principal causa de formación de las perlas naturales es el ataque de parásitos que llegan hasta la ostra y le depositan huevecillos de los que eclosionarían las larvas del parásito, las cuales comerían de los tejidos de la ostra hasta que esta muriera, y entonces, los parásitos pasarían a su forma de vida libre en la que nadan en busca de nuevas víctimas. Las ostras, afortunadamente, tienen un mecanismo defensivo que consiste en cubrir con nácar al agente agresor, en este caso, el grupo de huevecillos. En la Granja de Perlas del Mar de Cortez® hemos encontrado y grabado en video evidencias de parásitos que perforan la concha y provocan la formación de perlas naturales. Los invitamos a que lo vean aquí:

 

¿Qué cuidados se deben tener con las perlas?

Para conservar la belleza e integridad de su perla es importante mantenerla limpia. Para esto, recomendamos el uso de una tela suave de algodón previamente humedecida. Las perlas se deben proteger de productos químicos tales como el perfume, el espray de pelo o el cloro de una alberca.

Lea la lista completa de recomendaciones en nuestra página Cuidados de mi Perla.

 

¿Qué le da valor a una Perla?

De un modo general, la Perla, al igual que otras gemas, deriva su valor de tres aspectos principalmente: 1) Belleza, que sea atractiva, agradable a la vista; 2) Rareza, que sea algo poco común y 3) Durabilidad, por eso la importancia del grosor del nácar.

Para saber más acerca de como el Tamaño, el Lustre, el efecto Oriente/Sobretono, la Forma y la Limpieza de la superficie influyen en el valor de una perla cultivada, por favor, no vacile en ver nuestra página: Factores que determinan el valor de mi perla.

 

¿Cuál es la perla más antigua?

La perla más antigua que se registra es una hallada en una tumba de 5 mil años de antigüedad en los Emiratos Árabes, haciendo del golfo Pérsico el primer campo perlífero del mundo, la perla mide apenas 1.7 milímetros. Puede leer más, en inglés, aquí.

Por otra parte, el collar de perlas más antiguo del que se sabe, es un collar persa de la ciudad de Susa, fechado, aproximadamente, cuatro siglos antes de Cristo, en el cual las perlas están engarzadas con broche y partes de oro.

La cita original es de El Libro de la Perla, por Kunz y Stevenson, cuya primera edición es de 1908: “Los restos de un magnífico collar de perlas y de otras gemas fueron recientemente hallados por J. de Morgan en el sarcófago de una princesa Aqueménida exhumado en Susa o Shushan, la residencia de invierno de los reyes de Persia. Este collar, quizás el ornamento de perlas más antiguo que aún existe, ciertamente no es posterior al siglo cuarto A.C. y ahora se preserva en la Galería Persa del Louvre.”

 

¿Las perlas de almejas y ostiones son auténticas?

Si, las perlas que encontramos en cualquier otro molusco con concha son reales, salen de un proceso natural y si, son auténticas. Las perlas tradicionales son las que tienen nácar, esto se debe, por una parte, a que tienen una belleza especial que ha atraído a la humanidad por milenios, y por otra, a que las perlas nacaradas están formadas por cristales de aragonita que son la especie de cristal más resistente que puede formar el carbonato de calcio.

Las perlas no tradicionales, esas que no son nacaradas, pueden ser valiosas cuando presentan alguna característica excepcional de tamaño, de color o de dibujos en la superficie. Si son simplemente blancas o son menores de 5 mm, su valor es, apenas, anecdótico o didáctico.

Te invitamos a ver fotos de especies no tradicionales (algunas de estas vienen acompañadas de las perlas que en ellas se forman) para que veas la gran cantidad de posibilidades interesantes que hay. Sigue el enlace de Perlas no tradicionales.

FAQ

Las preguntas más frecuentes